Células productivas para movilizar a la empresa

Células productivas para movilizar a la empresa

Quiero compartir mi experiencia con ustedes con la intención de que puedan evaluar si tienen en su empresa algún síntoma de inmovilización laboral.

Hace algunos meses comencé a colaborar como consultor en una empresa con un gran número de empleados, en el rango de 300 a 400 empleados, mismos que desempeñan sus labores sin cumplir con el requerimiento necesario para que la empresa alcance su máximo potencial.

Al iniciar mi trabajo de diagnóstico, surgen varias situaciones que produjeron que el personal operativo no tenga compromiso ni lealtad para la empresa.

Como han de imaginar, todas las situaciones críticas que una empresa puede vivir, aquí se manifestaban, todas al mismo tiempo. Nuestro desafío fue el cambio en la cultura de la empresa, con todo lo que ello conlleva, análisis de personal, diseño de perfiles, competencias claves, medición de desempeño, diseño de procesos y procedimientos, manuales, políticas, indicadores, alinear todo esto a la visión de la empresa a través de una filosofía y valores organizacionales.

La resistencia al cambio, apatía, falta de compromiso, comportamiento inadecuado, incluso manifestaciones de abuso de poder, fue a lo que nos enfrentamos cuando era inevitable comenzar a mover las piezas. Al transcurrir el tiempo, fue evidente que el perfil de la persona que ocupaba la gerencia no era el que necesitamos para lograr el cambio, el reto fue el desprendimiento y la inercia organizacional de los estilos de liderazgo. Mostrar que existen diferentes estilos de liderazgo, el entendimiento del personal sobre diferentes formas de trabajo y la posibilidad de lograr la visión en conjunto.

No quiero hacer el cuento largo, solo les digo que por salud de la empresa, movimos al gerente y desarrollamos un sistema de trabajo enfocado en Empoderamiento del personal. La situación emocional de la empresa era tal, que imaginen que tienen y quieren ayudar a un niño violentado. Imaginen la escena: un niño en una esquina con la mirada hacia el suelo, esperando que alguien lo agreda, justo así es como el personal estaba, sometidos a un liderazgo mal enfocado. El reto para BCA fue transmitir la confianza de que se puede trabajar de otra manera.

La estrategia fue enfocada en desarrollar al personal, un proyecto de Desarrollo Organizacional a través del Desarrollo Individual.

Detectamos a los mejores en cada área, diseñamos células de trabajo que contribuyen en duplicar su conocimiento técnico al resto de las personas: como medicamento en un organismo enfermo, las células positivas llevan nutrientes y transforman la empresa.

Diseñamos el sistema de compensación y el plan de vida para todos aquellos que quieran crecer y ayudar a la empresa a detonar su potencial. Aportamos nutrición grupal a través de Coaching para aquellos que cumplan con sus indicadores de desempeño y por supuesto que su evaluación 360 sea óptima.

Adicional a esto se le da soporte a los integrantes de las células, ya que su desafío es enfrentarse diariamente a la actitud negativa del personal.

La suma de todas estas variables ha lleva a la empresa a un aprendizaje acelerado, integrando al personal clave a ser un equipo, en proceso de ser auto dirigido.

¿Cómo se logra esto?…. Empoderando al personal, ayudándoles a creer en la visión, comunicando y confiando en su potencial, creyendo incluso más nosotros en ellos que ellos mismos. La base fundamental para el cambio organizacional es la confianza y la comunicación. Entrenando a todos en los procesos y conociendo su producto, cambiando la cultura de la venta, “no vendemos, le ayudamos al cliente a comprar” es nuestra filosofía.

Todo proyecto debe tener métricos que ayuden a la evaluación del retorno de la inversión, en dos meses con este entrenamiento tenemos resultados espectaculares, aumento en ventas del 10 hasta el 40% en sucursales, seguimos trabajando empoderando al personal, creyendo en ellos. Dirigiendo y midiendo los resultados.

Me siento muy orgullosa del trabajo logrado por parte del equipo, hoy puedo decir que un grupo puede evolucionar rápidamente y ser equipo si les damos las herramientas para lograrlo.

La intención de contar esta historia de éxito, que esta en proceso de institucionalización es que tengas fé de que puedes lograrlo, debes identificar los síntomas y tomar acciones.

Los obstáculos son oportunidades, cambia tu contexto y el resultado será diferente.

Las crisis son oportunidades de cambio. Me siento inspirada en seguir, en poder llevar a un nivel mayor a la empresa, para que logre sus objetivos a corto, mediano y por supuesto la visión a largo plazo.

La clave esta en confiar, empoderar al personal, otorgarles confianza y fé en que pueden alcanzar las metas, con entrenamiento, capacitación técnica pero principalmente confianza.

La confianza es la base para el desarrollo de células productivas. Todas las metodologías administrativas aplican para la vida personal. Logra que tu personal crea en tu proyecto, comunica la visión y la misión que tienen para lograrlo. No hay compromiso sin una visión compartida.

Comienza el cambio, cambiando el contexto de la empresa, direcciona tus recursos hacia la meta objetivo y comunica lo que esperas de cada integrante de la célula, de manera individual retroalimenta y verás resultados impactantes en dos meses.

La cultura es flexible, estratégicamente cambiante, toma lo que tienes y da el resultado.

Te deseo éxito y se que puedes lograrlo, recuérdale a tu personal que ellos pueden liderar desde donde están. Cualquier puesto es importante, no se requiere estar en la cima para ser líder, en cualquier posición pueden liderar. Si todos logran un claro entendimiento de esto, la empresa se convierte en una Organización que aprende.

Recuerda que a través de los programas del Inadem podemos ayudarte a realizar proyecto productivos y de Cambio Organizacional, si estás interesado ponte en contacto para solicitar información.

“En BCA, tu visión es nuestro compromiso”

Deja un comentario