¿Qué es un(a) gerente de felicidad y cuál es su rol en el contexto empresarial?

¿Qué es un(a) gerente de felicidad y cuál es su rol? - BCA México
Comparte:

Después de la entrada de la NOM 035 al empresariado mexicano, muchos dueños y dueñas de negocios comienzan a entender lo importante que es el buen ambiente laboral para generar mayor rendimiento; y esto no sólo refiere al rendimiento económico, sino también al del empleado o empleada con respecto a su organización.

Ante este y otros esquemas, ha comenzado a cobrar fuerza la figura del gerente de felicidad (en inglés le podemos ubicar como el ‘happiness ambassador‘); si bien este “puesto” no es algo nuevo, su importancia ha crecido ante la necesidad de hacer al lugar del trabajo un espacio mucho más humano.

En el objetivo de hacer espacios humanizados, la satisfacción laboral es quizás una métrica fidedigna para medir el aspecto “felicidad”; no son pocos los estudiosos del campo los que coinciden con el hecho de que un empleado feliz produce mejores resultados (AS Vallina, DJA Vidal, DRF Guerrero, 2013).

Es ahí en donde el o la gerente de felicidad encuentran su espacio y meta, buscando diseñar iniciativas para motivar a los mismos empleados, fomentando el respeto, abriendo canales de comunicación eficaces y destinando el tiempo para atender las inquietudes de todo posible colaborador.

Si bien la posición de la o el gerente de felicidad aún se está terminando de amalgamar dentro del ideario empresarial, los perfiles que cubren o se moldean a esta función recaen muchas veces en psicólogos, comunicólogos e inclusive mercadólogos, así como profesionales de recursos humanos; aunque esto no es exactamente una máxima, las habilidades que requiere un(a) gerente de felicidad parten de la capacidad de comunicación interpersonal, el trabajar en equipo y la facilidad de generar optimismo entre los colegas.

La posición, en sí, debe de verse no cómo un(a) simple animador o porrista del equipo. Se trata de una función estratégica, puesto que pretende alinear los intereses y voluntades de los colaboradores con la visión y objetivos de la empresa.

Puede ser que en tu organización esta función haya comenzado ya a tocar la puerta del consejo o del grupo de directivos. Cuéntanos, ¿Realmente se ha logrado visualizar e integrar dicha posición con el enfoque correcto? ¿Qué piensas al respecto? Esperamos tus comentarios.

Deja un comentario